Encuentro de Profesas de Voto Temporales

ENTRADA AL NOVICIADO INTERPROVINCIAL de nuestra hermana ALEJANDRA RAMIREZ PEREZ

Lima, 13 de Mayo 2018

“Jesús, María y la Eucaristía son los tres pilares
que han de sostener mi vida” A.R.P.

Queridas hermanas:

Hoy más que cualquier otro día, quiero agradecer a cada una de ustedes por sus oraciones, los mensajes, las llamadas y detalles que han tenido conmigo en estos días de mi preparación para mí entrada al Noviciado.

Esta experiencia la he sentido muy honda y llena del amor de mis hermanas, me permite confirmar que somos enviadas por el Señor a través de la acción del Espíritu Santo y del amor de María a ser un cuerpo interconectado por la fuerza de la oración.

Quiero compartirles que cuando partí para Chile recordé muy profundamente la historia de la llegada de las tres religiosas al Perú, donde la Madre General les hacia la siguiente invitación “Háganse tan Peruanas como las peruanas”

Muy agradecida de esta experiencia y palabras pronunciadas desde el corazón, sentía que el Señor me invitaba a “Hacerme tan Chilena como las Chilenas” sentía como me animaba a gozar con energía y pasión la vocación recibida en esta etapa de formación junto a mi comunidad y mi compañera de etapa Alicia.

Gracias a cada una por la vocación en donde tan generosamente le han dicho Sí al Señor, Sí a su proyecto de vida, Sí a su opción preferencial por los más pobres, Sí a un Jesús que ha sido tan fiel con cada una; y por supuesto, ese Sí lleno de disponibilidad allí donde seamos enviadas con el único fin de Glorificar al Corazón de Jesús.

Nuevamente muchas gracias por las oraciones, gestos y los detalles, por la manera de sentir que camino acompañada de mi provincia en donde aprendo de cada una y voy madurando y creciendo en la vida interior, en el servicio a la Iglesia y sobre todo en la vida comunitaria que es una base muy importante en la vida Religiosa.

Deseo terminar esta carta agradeciendo la presencia de Nancy como representante de toda la provincia del Perú, a Camu y el consejo que la acompaña Pilar, Silvia A, Viviana y por supuesto pongo en el corazón de Jesús los nombres de toda la provincia del Perú.

Les pido con mucha humildad que oren mucho esta oración; es el pedido que exprese en la misa de mi entrada:

Segura de la fidelidad de Jesús, de la acción del Espíritu, del Auxilio de María y del amor de mis hermanas.
Pido a las Religiosas del Sagrado Corazón de Jesús que me ayuden a encontrar los medios necesarios para intensificar mi vida interior en la oración, en los ejercicios espirituales, en los consejos evangélicos, en la comunidad y el apostolado.
Oren mucho por mi fidelidad y constancia para así hacer vida el carisma de la Sociedad.
Quiero formar y vivir junto a ustedes la divisa:
“COR UNUM ET ANIMA UNA IN CORDE JESU” al servicio de la Iglesia y de la humanidad.
Lo pido al Corazón de Jesús, por intercesión de Sofía y María nuestra madre.
Así sea, Amén.

Archivo